La Dra. Marisa Pagés fue nombrada Subdirectora del Área de Docencia de la Sociedad Argentina de Cardiología

La Dra. Marisa Pagés, Jefa de Cardiología del Colegiales, fue nombrada recientemente Subdirectora del Área de Docencia de la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC) por los años 2022 y 2023. Una noticia que nos gratifica profundamente.

Con más de 33 años trabajando juntos, la Dra. Pagés es un pilar fundamental en nuestra institución y gran referente para las próximas generaciones de médicos que se forman con nosotros.

Comenzó su carrera en el Sanatorio en el año 1988, como médica de guardia de la Unidad Coronaria, mientras corría su último año de residencia. Al poco tiempo, empezó a desarrollarse en nuestros consultorios externos de Cardiología, actividad que mantuvo durante varios años hasta que fue nombrada como Coordinadora del área de recuperación de Cirugía Cardiovascular, donde también tuvo un desempeño destacado. En el año 2006 pasó a coordinar la Unidad Coronaría y dos años más tarde, en el 2008, se encargó de la Jefatura de Unidad Coronaria y Cardiología.

Uno de sus hitos históricos dentro de nuestro Sanatorio tuvo lugar en el año 2010, cuando creó nuestra primer Residencia Médica que fue justamente orientada al área de Cardiología. A partir de la eficiencia de esta Residencia, en 2013 fuimos nombrados sede de la Universidad de Buenos Aires en la carrera de Médicos Especialistas en Cardiología. Un gran orgullo para nuestra institución.

La Dra. Pagés continuó todos estos años a cargo de la Jefatura del Servicio de Cardiología, siendo Directora de la Residencia de Cardiología del Sanatorio, Directora de la Carrera de Médicos Especialistas en Cardiología de la UBA para Sede Sanatorio Colegiales. Desde el año 2015 ejerce como Coordinadora del Comité Académico de la UBA para la Carrera de Médicos Especialistas en Cardiología.

En palabras de la Dra. Pagés: «Quiero expresar todo mi agradecimiento a esta gran familia llamada Sanatorio Colegiales, por haber hecho posible que todos estos sueños que parecían imposibles allá por el año 1988 se convirtieran en realidad. ¡Gracias Sanatorio Colegiales!»

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: